Tecnología sí, pero no a cualquier precio

Tecnología si, pero no a cualquier precio

Hace poco vi la película  ‘Dark Waters’  (2019) donde se narra el escándalo de la contaminación con Teflón (elaborado con PFOA), a manos de ‘DuPont Corporation’ (una de las empresas de química más grande del planeta). El tema me hizo reflexionar sobre cómo hay empresas que priman la innovación y la tecnología sobre todo lo demás, incluso sobre la salud de las personas o del medio ambiente, simplemente por los beneficios económicos que les aporta.

Soy de las que piensa que la tecnología es una herramienta y que siempre debería estar al servicio del ser humano, hacerle la vida más fácil y cómoda respetando su bienestar. Como toda herramienta, será positiva o negativa dependiendo del uso que se haga de ella.

Si observamos al panorama global actual en lo que a tecnología se refiere encontraremos ejemplos de tecnologías positivas y ejemplos de tecnologías con impacto negativo (lamentablemente demasiadas).

La tecnología es imprescindible para el cumplimiento de los ODS, sin duda. Influye en el progreso social y económico. Bien empleada podría mejorar la vida de los millones de personas que habitan este planeta, pero mal empleada podría destruirlo. Está presente en todos los ámbitos (y cada vez más). El desarrollo tecnológico implica cambios laborales, sociales y culturales y genera brechas sociales y económicas, dentro de comunidades y entre países, cuando no es equitativo.

El último informe de Ericsson ConsumerLab revela que los consumidores consideran la innovación tecnológica fundamental para la sostenibilidad futura

En Turquía, por ejeplo, casi todos los autobuses de transporte público cuentan con pantallas LED y puerto USB en cada asiento. Japón es uno de las países con mayor nivel de tecnificación del mundo. Basta entrar en un baño público y puedes calentar tu bebida (calentador de taza)  o seleccionar música ambiental. Fue el primer país en atreverse a abrir un hotel gestionado por robots. Singapour ya ha hecho pruebas con un aerotaxi (Volocopter). Y en Estonia, si eres extranjero y no resides en el país te puedes registrar y acceder a servicios públicos de forma virtual como hacer cursos o abrir una cuenta bancaria.  Por poner un ejemplo muy visual de cómo podría llegar a ‘tecnificarse’ la sociedad, echad un vistazo a la serie ‘Pure Genius’ (ficción).

Las tiendas se convierten cada día más en auténticos paraísos sensoriales donde las tecnologías inmersivas son las protagonistas, como por ejemplo, Sephora y su ‘Beauty Mirror’ cuya  tecnología de aprendizaje automático realiza un análisis real del consumidor y le aconseja sobre los productos que más le convienen. Los grandes como Zara o Ikea utilizan la Realidad Aumentada desde hace un tiempo.

Y no sólo hablo de tecnología para hacernos la vida más cómoda. Ejemplos de  cómo la tecnología puede mejorar e incluso salvar la vida de  personas también podemos encontrar cada vez más, como por ejemplo, el dron para emergencias, los drones comestibles o las incubadores low cost.

Se habla de tecnología militar, tecnología digital, tecnología industrial, tecnología química, tecnología médica, fija, flexible, blanda, dura, de equipo, de producto …

De todos los tipos de tecnología existentes (existen varias clasificaciones según sus características o el ámbito donde se desarrollan) quiero hacer referencia a la Tecnología Limpia que es aquella que en su desarrollo no ejerce o disminuye un impacto negativo sobre el medio ambiente. Este tipo de tecnologías agrupan a las que no sólo no contaminan, sino a las que aprovechan los recursos naturales de forma sostenible. También se le llama Tecnología Verde y ha de reunir también dos requisitos para serlo: realizar un menor consumo energético y reducir/eliminar los elementos tóxicos:

Si echáis un vistazo al trabajo del fotógrafo Edward Burtynsky (Charla TEDx) comprenderéis la importancia del impacto que la tecnología tiene sobre nuestro planeta. Su documental ‘Manufactured Landscapes’ muestra el lado menos amable de la industria y la tecnología y los estragos que cosecha a lo largo y ancho del planeta.

En estos tiempos en los que tanto se escucha hablar de Economía Circular. ODS y Desarrollo Sostenible deberíamos ser más críticos a la hora de aceptar las bondades de la tecnología sin preguntarnos el papel que juegan en los productos y servicios que consumimos; sin preguntarnos si nos añade o nos resta humanidad.

Por ejemplo:

  • ¿te preguntas alguna vez cómo se fabrica el smartphone, la tablet y el portátil que utilizas?
  • ¿sabes de dónde proviene la energía eléctrica que usas en tu hogar o en tu trabajo?
  • ¿conoces cuánto contaminan los centros de datos que se necesitan para que puedas usar Internet 24 horas al día los 356 días del año?
  • ¿estás seguro de que la tecnología 5G no afecta en modo alguno a la salud humana?
  • ¿Hasta qué punto puede llegar a ser totalmente seguro confiar en la IA de un coche autónomo?
  • ¿Es ético clonar animales? ¿Vender máquinas de suicidio?

Para valorar si una tecnología tiene impacto positivo o negativo hay que conocer todo el ciclo de vida del producto que fabrica o del servicio que suministra:

materiales, procedimientos utilizados, condiciones laborales, impacto medio ambiental, impacto en la salud del ser humano, gestión de residuos final, etc.

A todos nos gusta tener un smartphone de última generación, pero saber cómo se obtienen algunos de los componentes de su estructura no nos gusta tanto.

Tecnología Libre de Conflicto* es una propuesta de la  ONG ALBOAN  para concienciar sobre la conexión que existe entre control y explotación de recursos naturales, vulneración de derechos humanos, destrucción medioambiental y la tecnología que usamos a diario.

En todos lo sectores podemos encontrar ejemplos de tecnologías con impacto negativo (por desgracia, a montones), pero cada vez son más los ejemplos de tecnología aplicada para mejorar la sostenibilidad de productos, procesos y servicios.

En este link, por ejemplo, puede verse un mapa de Tecnologías Verdes que sirven para mitigar el cambio climático. La base de datos alcanza hasta 2010. España registró un total de 1616 patentes, la mayoría de ellas en generación de energías renovables, tecnologías habilitadoras en edificios, reducción de la contaminación del agua y gestión de recursos.

Un área donde se dan casos de tecnología aplicada de forma muy positiva es la Biomimética o Biomimesis (soluciones inspiradas en la Naturaleza) como por ejemplo la construcción de ‘Proyecto Edén’ o Sahara Forest.  Estos dos proyectos han convertido zonas áridas y deforestadas en paraísos verdes.

Para el final de esta breve reflexión he dejado el hablar de la Tecnoética, un área interdisciplinar que aborda los aspectos morales y éticos de la tecnología en la sociedad. Teniendo en cuenta que cada vez aumentan más las innovaciones tecnológicas en áreas como la salud, el sector militar o los algoritmos sesgados, por citar algunos ejemplos, pienso que esta disciplina es fundamental.

Jessica Baron (escritora especialista en ciencia y tecnología; investigadora y consultora de ética) destaca como ‘preocupaciones tecnoéticas inmediatas, la clonación de mascotas, el DIY, el neurohacking, la biometría conductual, el 5G, la dataficación de niños, los insectos aliados, los laboratorios de calle, la traducción autónoma, los ensayos en las siembras y la máquinas de suicidio.

Al parecer, y según esto, a partir de ahora, se nos van a plantear dilemas éticos a menudo. ¿No os parece?  La tecnología no se controla a sí misma. Como ciudadanos responsables hemos de prestar atención a los avances tecnológicos y exigir responsabilidad en caso de que éstos resulten perjudiciales para el bienestar y la evolución del ser humano.

Y para haceros una idea de a lo que nos enfrentamos sólo tenéis que dar una vuelta por la sección de la web del MIT  Humanos y Tecnología para comprobar cómo las innovaciones tecnologías están cambiando los aspectos más básicos de la vida humana: trabajo, amistad, amor, envejecimiento, enfermedad, paternidad, aprendizaje…

Si te interesa la innovación tecnológica te animo a conocer la publicación  ‘Suma Positiva’ por Samuel Gil.

 

Como cinéfila que soy pongo el broche final a esta entrada con una escena de la película ‘Star Trek Insurrection’ (no he encontrado un vídeo de mejor calidad).  Si la habéis visto sabréis enseguida por qué. Si no la conocéis, os la recomiendo (no digo nada, libre de spoilers).

 

BONUS EXTRA:

A falta de tecnología … creatividad.

Soy una fan de los ‘Life Hacks‘. Por eso, cuando descubro ideas como las que comparto a continuación, me quito el sombrero ante sus ingeniosos creadores.

Un condón conectado a un catéter  para evitar que las mujeres mueran durante el parto.

El dispositivo de Odón, un artilugio de bajo coste que ayuda durante las etapas finales de los partos difíciles donde suelen surgir complicaciones graves.

La máquina de clorar Zimba, una caja azul  que dispensa hipoclorito de sodio para desinfectar el agua (se estima que podría salvar 1,5 millones de vidas para 2030).

Y como éstos, múltiples ideas ingeniosas surgidas de la necesidad y con la intención de ayudar a aquellos que menos recursos tienen y cuyas vidas no cuentan con las comodiades de los países desarrollados.

 

 

POUNCER  – DRON COMESTIBLE

DRONES DE CARTÓN PAR EMERGENCIAS

INCUBADORA LOW COST

CES LAS VEGAS (Feria Tecnológica Internacional)

Listas de innovaciones tecnológicas de vanguardia

(con posibles implicaciones éticas o políticas)  

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE TUS DATOS PERSONALES

¿Quién es el responsable de su tratamiento?
Kaizen Proyectos


¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?
Con la finalidad de atender tu consulta, y tu consentimiento como legitimación.


¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?
No hay destinatarios externos.


¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?
Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad. Para ello debes remitir una comunicación por escrito a la Responsable.


¿Quieres más información?
Consulta la Política de Privacidad y el Aviso Legal de Kaizen Proyectos.