Ni workaholic ni happyshifter. Trabajador y empresa en el siglo XXI

¿Te suenan los términos happyshifter, workaholic, quitter, millennial, knowmad, downshifter …?
Workaho-min

Vivimos en un mundo de dualidades: blanco/negro, bien/mal, salud/enfermedad, proactivo/perezoso, amor/odio,etc. Vivimos en el mundo que nosotros mismos hemos construido. Pero ya es hora de trascender esta realidad. Entre un extremo y el otro, en cualquier situación, hay todo un universo de posibilidades: tantas como personas y mentes habitan este planeta.

¿Te suenan los términos happyshifter, workaholic, quitter, millennial, knowmad, downshifter …?


‘Happyshifter’
hace referencia a un tipo de persona que es feliz en su vida profesional, que le encanta su trabajo y su profesión, etc. ‘Workaholic’ hace referencia a la persona que es adicta al trabajo y que invierte en él muchas más horas del día de lo recomendable. ‘Quitter’ es el empleado que entra a trabajar en una empresa sabiendo que la va a dejar más temprano que tarde (se está preparando incluso para ello). De un tiempo a esta parte no dejan de surgir palabras para catalogar y definir a los distintos tipos de empleados o profesionales según su actitud hacia su trabajo. ¿Quién no ha oído hablar de los Millennial?  ¿Te consideras Knowmad?

No me gusta que me etiqueten en nada (ni en positivo, ni en negativo) así que no lo hago con los demás tampoco. Me parece algo negativo (fija) y además, inútil.

Hace años que dejé de tener la edad que alude al término millennial y sin embargo lo soy tanto como cualquiera de ellos a nivel de actitud (soy millennial de espíritu).

Tampoco me definiría como ‘happyshifter’ pero me considero una persona responsable, de firmes valores y principios y con un alto grado de compromiso capaz de dar lo mejor de mi misma en cualquier trabajo y con las habilidades sociales necesarias para ‘encajar’ y llevarme bien con cualquier equipo profesional. Soy capaz de mantener un clima laboral óptimo (incluso me atrevo a decir que aporto un toque de alegría y optimismo dado mi carácter).

¿Workaholic?  Pues en el pasado tuve mis momentos de excederme en cuanto a horas de trabajo e implicación laboral aunque hoy día puedo decir con satisfacción que he aprendido a gestionar de forma sostenible mi agenda personal y laboral y que disfruto de tiempo libre de calidad cada día.

¿Quitter? Pues que queréis que os diga. No veo nada de malo en entrar a trabajar a un sitio sabiendo que acabarás marchándote de allí (algo natural y comprensible, por otra parte) ni entiendo que esto se asocie a trabajar mientras de forma irresponsable o poco ética ni nada parecido. Nadie concibe hoy día trabajar en un mismo sitio años y años (salvo que la empresa o negocio sea tuyo). Estuve varios años trabajando en un sitio mientras me preparaba para cambiar de trayectoria profesional y surgía el momento adecuado ¡y no por ello dejaba de ser una trabajadora eficiente! Siendo pretenciosa me atrevo a decir que mi actitud era mucho más profesional que la de muchos de mis compañeros que llevaban allí toda la vida (y pensaban jubilarse allí). En fin ….

Ah, y por supuesto, también se me puede considerar ‘downshifter’.

Y, también os digo, que no se me caen los anillos por decir que, en algún momento dado del pasado, contraté a un experto (ahora los llaman Coach) para que me diera un ‘empujoncito’.


¿A dónde quiero ir a parar?

El auténtico reto hoy día consiste en que cada persona se centre y se ocupe en su desarrollo personal y profesional para alcanzar la mejor expresión de sí misma allá donde se encuentre. No importa el trabajo que desempeñes o el lugar en el que trabajes. El trabajo perfecto no existe: existe el profesional preparado y capacitado para adaptarse a cualquier entorno. Se trata de adquirir las habilidades necesarias (algo así como un Kit Básico) que va contigo allá donde elijas trabajar, el cual te permite desenvolverte de forma óptima en cualquier entorno.

Concibo la empresa del siglo XXI como un espacio donde todos los que la forman se responsabilizan de  mantenerse en equilibrio, en buena forma física, mental y emocional,  desarrollar sus capacidades al máximo y donde el conflicto interpersonal y el diálogo se convierten en aliados para trabajar en equipo (‘win to win’ siempre).

                                                                                     Are you ready?

Termino citando a un gran empresario cuya práctica empresarial me inspira profundamente: El CEO fundador de ‘Kyocera Corporation’ (monje budista poseedor de una fortuna de aproximadamente 1,1 mil millones de dólares).

“No necesitan aislarse del mundo para hallar la iluminación: encuéntrenla en su trabajo. Dejen que su diligencia cultive su carácter y los ayude a obtener una vida maravillosa. Los aspectos financieros del trabajo son muy pocos si los comparamos con la capacidad real que este tiene de aumentar el valor de su alma” – Kazuo Inamori-

*Para los que gusten, dejo la TEDx de un visionario que ya está practicando un modelo de empresa con trabajadores libres que se autogestionan (sin apenas reglas):   Ricardo Semler  CEO de SEMCO.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE TUS DATOS PERSONALES

¿Quién es el responsable de su tratamiento?
Kaizen Proyectos


¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?
Con la finalidad de atender tu consulta, y tu consentimiento como legitimación.


¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?
No hay destinatarios externos.


¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?
Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad. Para ello debes remitir una comunicación por escrito a la Responsable.


¿Quieres más información?
Consulta la Política de Privacidad y el Aviso Legal de Kaizen Proyectos.