Marca, Nombre Comercial, Nombre Mercantil

¿Marca?, ¿nombre comercial?, ¿nombre mercantil?, ¿denominación?, ¿razón social? ¿significan lo mismo?, ¿en qué se diferencian?
marca-min

Y tú ¿cómo escogiste el nombre de tu negocio, empresa o marca?


Kaizen Proyectos nació para reflejar la motivación que nos inspira cada día a trabajar con nuestros clientes:

pequeños pasos hacia una mejora continua, hacia la excelencia en la gestión empresarial (también sentimos admiración por ciertos aspectos de la cultura japonesa).

Cuando se inicia un proyecto, los conceptos nuevos se acumulan en tu mente moviéndose a la velocidad de la luz de un lado a otro. Todo el mundo parece comprender el significado de estos, y tú te ves perdido en un universo terminológico tratando de no titubear, pero sin saber a ciencia cierta si vas por buen camino.

¿Marca?, ¿nombre comercial?, ¿nombre mercantil?, ¿denominación?, ¿razón social? ¿Significan lo mismo?, ¿en qué se diferencian?

Quiero contarte un secreto: todos nos hemos encontrado en más de una ocasión con dudas como las que ahora te asaltan a ti, así que respira hondo vamos a definir cada uno de estos conceptos y después los relacionaremos con un ejemplo para integrarlos por completo. ¡Ya verás cómo te va a resultar de gran ayuda!

Nombre Mercantil (Denominación o Razón Social): es el atributo legal que figura en la escritura o documento de constitución y que permite identificar a una persona jurídica (empresa S.L, S.A, etc.) demostrando su constitución legal.
Este registro es obligatorio. De hecho, para todos los trámites jurídicos, figurará la denominación o razón social (por ejemplo, para la compra de mercancías, para la venta de productos o para la contratación de trabajadores).
Este nombre se registra en el Registro Mercantil y aunque coincida no nos ‘reserva’ el nombre comercial en la oficina de patentes y marcas. Es decir, hay que registrar ambas cosas por separado.

Nombre Comercial: es el signo o denominación de empresa que sirve para identificarla, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares.
Puede ser registrado por personas físicas o jurídicas.

Es posible que quieras utilizar un nombre distinto para darte a conocer en el mercado, un nombre más atractivo o que resulte más sencillo de memorizar que la razón social.

Marca: es un signo distintivo que permite a los empresarios (personas físicas o jurídicas) distinguir en el mercado sus productos y/o servicios de los demás, en exclusiva.
Establece su origen empresarial y, en cierta manera, es un indicador de calidad y un medio para reforzar la acción publicitaria.
Las marcas pueden contener palabras, imágenes, símbolos, gráficos, cifras, envoltorios, envases, etc.
Tienes que tener presente que va a ser la seña de identidad y que conviene que sea fácil de pronunciar, de memorizar y de vincular al producto o servicio.

A veces se utiliza el mismo nombre para las tres finalidades, incluyendo una cuarta: el dominio (que representara a tu empresa en Internet) para concentrar esfuerzos e inversiones publicitarias, aunque otras veces no, por ello ¡Tú eliges cuál es la opción que beneficiará más a tu empresa!

Para ponernos en situación vamos a relacionar los conceptos en un ejemplo ficticio. Imaginemos una pyme dedicada a la producción de bebidas vegetales, la cual dispone de:

  • Una razón social: ‘Industrial Alimentaria Levante S.L’. registrada en el registro mercantil quien le otorga un C.I.F. para identificarse fiscalmente.
  • Además tiene registrado un nombre comercial: ‘Sano y Vegetal’ registrado para identificar su propio establecimiento donde comercializa sus bebidas.
  • Por otro lado Industrial Alimentaria Levante S.L es titular de estas 3 marcas registradas:
    • Seiva: marca que identifica sus productos de arroz, avena, avellanas, etc.
    • Almendrina: marca que identifica sus productos (bebidas y cremas) de almendras.
    • Vegesoy: marca que identifica sus productos de soja.

Entonces, ¿es necesario registrar mi marca, nombre comercial y razón social? 

Es interesante registrar la marca de tu producto o servicio cuando este vaya a jugar un papel importante, como es el caso de productos alimenticios, de moda, artesanos, etc., ya que les dotará de identidad propia.
Así como si te diriges hacia un sector en el que no haya productos similares todavía.

El nombre comercial es interesante registrarlo para facilitar el conocimiento de nuestra actividad, así como si tienes la idea de abrir más de un establecimiento físico.
Aunque no es obligatorio, un nombre comercial puede existir o no, es tu elección.
Se suele utilizar este símil bastante ilustrativo: la denominación o razón social es como nuestro nombre y apellido, y el nombre comercial, el nombre artístico, si decidimos ‘ponérnoslo’.

¿A qué ahora ya tenéis algo más claro el tema de las ‘marcas y patentes’?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE TUS DATOS PERSONALES

¿Quién es el responsable de su tratamiento?
Kaizen Proyectos


¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?
Con la finalidad de atender tu consulta, y tu consentimiento como legitimación.


¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?
No hay destinatarios externos.


¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?
Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad. Para ello debes remitir una comunicación por escrito a la Responsable.


¿Quieres más información?
Consulta la Política de Privacidad y el Aviso Legal de Kaizen Proyectos.