‘De profesión, Consultora Holística’

‘De profesión, Consultora Holística’


Y muchos de vosotros os preguntareis: ¿y eso qué es? Pues que no os despiste lo de ‘holístico’ porque se trata de una profesión maravillosa y muy enriquecedora que mejora la vida de las personas. Hoy hablamos con Ana Ávila co-creadora de   Método Cronos   y de la plataforma digital   ‘A Conscious Life’

 

P- ¿Cómo te describirías Ana? Preséntate a los lectores.

R-Hola, mi nombre es Ana, mi apellido Ávila, resido en Riba roja de Turia-Valencia-España. Soy consultora holística. Escritora y conferenciante.

Me gusta pasear por el parque fluvial y sentirme una con el curso del rio que pasa por el pueblo donde vivo. Me gusta cocinar para mi familia. Me gustan las historias reales o de ficción que acaban bien. Pienso que la música clásica es un regalo de los dioses y al escucharla mi alma se eleva y mi corazón se ensancha.

Me considero una persona vital y positiva. Amante de la familia y celosa de su vida privada. Disfruto de la naturaleza como del mayor regalo que la vida puede ofrecernos, salir a pasear por el parque fluvial durante todo el año, saltar, caminar, y bañarme en verano son mis mayores placeres. Me apasionan los animales pero no tengo mascota porque si no puedo tenerla en libertad prefiero no tenerla.

Actualmente, reparto mi tiempo profesional entre la consulta holística, la escritura y el desarrollo de una plataforma de recursos online que lleva por nombre ‘A Conscious Life‘ by Ana Ávila (en construcción). La avanzadilla del proyecto digital es ‘Amazonas Libro‘.


P- ¿Qué es una Consulta Holística y qué haces exactamente en tu trabajo? 
 

R- Una consulta holística es un espacio donde se atienden por igual las necesidades del cuerpo (nutrición, sexo, hábitos, ejercicio, etc.) y de la mente (emociones, aprendizaje, resolución de conflictos, centramiento y foco, etc.) resolviéndose, a la par, los vínculos negativos con el entorno que mantienen a la persona anclada en el pasado.

Mi labor durante el proceso de resolución del tema que le lleva a la consulta es mantener a la persona centrada y con la vista puesta en sus prioridades, orientándola en todo momento sobre qué aspectos de su vida hay que reforzar, suprimir, actualizar, aceptar, etc.

‘He aprendido a no intentar convencer a nadie: el trabajo de convencer es una falta de respeto, un intento de colonización del otro”  -José Saramago-

 

P- Eres co-creadora de Método Cronos: ¿En qué consiste este Método?

R- En Cronos se reestructura el tiempo familiar y social, se evalúan de nuevo las vivencias negativas o traumáticas y se libera el tiempo que quedó atrapado en ellas. Este proceso se produce siempre de manera gradual y espontánea, son las personas y sus necesidades las que regulan la materia a actualizar.

Hay que tener en cuenta que toda vivencia negativa queda impresa en el circuito emocional como un vacío o tiempo en suspenso; cada vez que el tiempo pasa y la persona necesite de ese tiempo o memoria, se le plantearan problemas, insatisfacciones o alteraciones de cualquier tipo, que se irán amplificando cada vez más, en espera de recibir alguna solución.

Nuestra labor como asesores es poner a su disposición herramientas y datos que les permitan integrar y recuperar la memoria dañada.

El Método Cronos es imposible de transmitir teóricamente.

Pueden conocerse sus bases por medio de lecturas o textos pero la única manera de aplicarlo es en consulta integrando, en su totalidad, el tiempo emocional y, actualizando constantemente, el tiempo socio familiar en el que las personas se desenvuelven en su día a día.


P- ¿Qué aporta de valor vuestra consulta? ¿Cuál es vuestro valor añadido?

R- El Método Cronos asegura que todo ser humano concebido y educado con unos parámetros básicos de amor y respeto, evolucionará de manera favorable y positiva; adquiriendo vitalidad y seguridad día a día y desarrollando cualidades naturales e inherentes al ser humano como la autoestima, dignidad, respeto al entorno, inteligencia suprema, amor hacia el prójimo, etc. Todas estas cualidades alejan al ser humano de la enfermedad, de la esclavitud, de la pobreza y de la guerra, las grandes lacras de la humanidad.

P- -¿Qué es lo más gratificante de tu trabajo?

R- Cada vez que veo el rostro de mis clientes iluminarse al darse cuenta de que está en su mano cambiar todo aquello que les está haciendo sufrir; o les veo resolver pequeñas cuestiones de su día a día que con el tiempo se habrían convertido en algo más grande y negativo; o suspirar de alivio al superar un gran reto para el que llevan un tiempo preparándose en consulta y lo han hecho de forma holística con el máximo respeto hacia su entorno socio-familiar.

En general, estar ahí cada día para mis clientes es una fuente de satisfacción personal ya que mi labor es vocacional y adquiere sentido dando respuestas a los interrogantes que me plantean en sus consultas.

 

P- ¿Cuál es el reto más grande al que te enfrentas en tu labor profesional? ¿Cómo lo encaras?

R- El gran desconocimiento que existe en las personas y en los profesionales acerca de lo que es la salud holística. Lo encaro divulgando de todas las formas que puedo dicho concepto / práctica.


P- Ana, aseguras en tus libros de divulgación que se puede ser feliz y vivir de forma saludable, en paz y armonía ¿Por qué entonces le cuesta tanto a las personas cambiar y mejorar sus vidas? ¿Qué se necesita? ¿Cuál es el primer paso?

R- Al respecto de esta cuestión, justo hoy releía un párrafo del libro de Eckhart Tolle, ‘Un nuevo mundo ahora’ titulado, «La urgencia de la transformación» que dice literalmente:

“Cuando una forma individual de vida _o una especie_ se enfrenta a una crisis radical, cuando el antiguo modo de estar en el mundo, de interactuar con los demás y con el resto de la naturaleza, ya no funciona, cuando la supervivencia se ve amenazada por problemas que parecen insuperables, o bien muere o se extingue, o bien se alza por encima de sus limitaciones de su condición mediante un salto evolutivo…”

Partiendo de esta base, en primer lugar te diría que hay personas que para avanzar tienen que morir y renacer en las ilusiones depositadas en sus hijos; otras dan vida a valores caducos que están en fase de extinción, y ni siquiera se plantean la necesidad del cambio; y por último, y aquí se entronca la labor del Método Cronos, están las que apuestan por dar un salto evolutivo y aplicar nuevas formas de ser dejando atrás viejas creencias y limitaciones…

Así que la respuesta concreta a qué se necesita o cual es el primer paso, para cambiar, te diré que una crisis que les plantee directamente la necesidad de cambio, y además, esta es la clave, estar preparados para dar un salto evolutivo. Esto no lo decide la propia persona, sino que forma parte del proceso evolutivo de la humanidad que define los marcadores que hacen que una persona se sienta dispuesta o predispuesta a dar dicho salto. Estos marcadores se activan cuando en su mapa genético-emocional ya hay suficiente ‘historia de dolor-supervivencia’ como para dejar atrás el pasado y poder vivir en un eterno ahora.


P- Qué le dirías a los lectores que están leyendo esta entrevista.

R- Que si en estos momentos no sienten que están viviendo una vida plena, si no gozan de unos niveles de salud, relación de pareja y vocación profesional, ‘envidiables’… aunque tengan dinero, estatus o muchas otras ‘cosas’ más… ¡se pongan en contacto conmigo en este correo! Y las orientaré encantada.

 

– Cuando una forma individual de vida se enfrenta a una crisis radical, o bien muere, o bien se alza por encima de sus limitaciones mediante un salto evolutivo –

(Método Cronos)