Hablamos con Arkyne Technologies

Hablamos con Arkyne Technologies


Estos jóvenes emprendedores tienen una visión:

que los bosques se conviertan en las próximas centrales de energía eléctrica. Como avance, han creado  ‘Bioo Pass’ y ‘Bioo Ed’  plantas capaces de cargar un dispositivo móvil y de ofrecer conexión wifi.

Entrevistamso a uno de ellos, Pablo Vidarte, co-fundador de Arkyne Technologies.



P-  Preséntate a los lectores con una cita:

“El hombre no puede descubrir nuevos océanos a menos que tenga el coraje de perder de vista la costa.”  (Andre Gide)

P- ¿Qué es Arkyne Technologies y qué relación tienes con ella?  ¿Cómo nace este proyecto empresarial?

Arkyne Technologies es una empresa clean tech, orientada en hardware y energías. Bioo, proyecto líder de la empresa, está especializado en la generación de electricidad a partir de la fotosíntesis de las plantas; una rama biotecnológica que se centra en el desarrollo de células de combustibles microbianas aplicadas a entornos vegetales.

 

P- ¿Quiénes formáis parte del equipo humano de Arkyne Technologies? Háblanos de tu equipo.

Actualmente en el proyecto trabajan unas 30 personas involucradas a tiempo completo.


P- ¿Qué es Bioo Pass y Bioo Ed? ¿Qué otros productos veis más adelante?

Ambos son productos que se encuentran actualmente en el mercado y que comprenden una aplicación de la tecnología a pequeña escala. Bioo Pass es una maceta que ofrece acceso instantáneo a una red wifi externa (sin contraseñas ni apps), tan solo acercando el móvil a esta. Bioo Ed es un kit para crear tus propias baterías biológicas, interconectarlas, encender leds, y experimentar en las áreas de biología, tecnología y química. Orientado desde a hogares como colegios y laboratorios. El objetivo de Bioo es ir sacando productos cada vez más completos y grandes, con aplicaciones más extensas. El objetivo último para el cual quedan unos 3 años es el Panel Bioo, un panel para emplazar debajo del césped de jardines o parques y producir electricidad de forma autónoma de las propias plantas.


P – ¿Cómo se les ocurre a 2 estudiantes universitarios desarrollar un proyecto como este?

Comenzamos con la visión de crear energía de una forma puramente natural, sin dañar el entorno ni cubrirlo con un componente puramente artificial. Nuestro objetivo era aprovechar ese proceso natural que tienen las plantas sin dañarlas, aprovechando tan solo aquellos recursos que desechan de forma natural. Era una idea que se transformó en realidad a partir de investigar técnicas orientadas a tratamientos de aguas y reactores orgánicos y enfocarlo a nuestro campo creando una ramificación propia de estas tecnologías.


P- ¿En qué se diferencia el mundo académico al empresarial? ¿Cuál es el truco para emprender?

El único truco aquí ha sido la persistencia. Tener esperanza en alcanzar metas cada vez mejores y no dar nada como imposible hasta que lo descubras por tu cuenta. El sistema académico es muy estable y no está orientado a desafiarse a uno mismo, tan solo cumplir unas metas preestablecidas. Ambos son objetivos difíciles de afrontar, y en según qué campos la dificultad puede ser la misma. En uno el objetivo es aprender de forma tradicional con una visión estable, el otro, emprender, se basa en la propia ley de la supervivencia, estar solo, elegir tus propias metas y tener esperanza en ir aprendiendo cada vez más.


P- ¿Qué acogida están teniendo, tanto a nivel empresarial (comercialización) como en el ámbito tecnológico o energético?

En la comercialización de productos la acogida está siendo muy buena actualmente, hemos abierto un modelo de franquiciado, en el que comenzamos a abrir distribución en Europa y América: próximamente Asia. A nivel tecnológico la recepción ha sido muy positiva, hemos tenido algunos detractores, pero poco a poco, a partir de demostrar y probarla cada vez más, la visión internacional y sus expectativas de futuro han ido creciendo de forma muy favorable.


P – ¿Cómo veis el emprendimiento y la investigación tecnológica en nuestro país?

A nivel de emprendimiento, el esquema de nuestro país se ha disparado, el número de Startups que crecen hoy en día ha subido exponencialmente y de forma radical. El verdadero problema es que normalmente van a lo seguro; aplicaciones móviles u otro tipo de software con tecnología de terceros. La verdadera investigación en nuestro país se sigue haciendo por las grandes empresas y son muy pocas las startups que se lanzan a estos retos; sin embargo, gracias a lo que están creciendo estas, la inversión y la valorización de la investigación nacional está comenzando a crecer y en unos cinco años será radicalmente superior.


P- ¿Pensáis que la labor que realizáis en Arkyne Technologies es positiva para la sociedad? ¿Tiene un impacto económico, social y medioambiental positivo?

La tarea realizada en Arkyne y en Bioo por supuesto que es una labor positiva para la sociedad. Aunque quizás no en el orden que la gente imagina; desde cero la gente piensa que debe ser una tecnología 100% sostenible y eficiente. Ni siquiera la energía solar lo es; requiere de silicio y otros componentes que contaminan mucho en su extracción. La tecnología Bioo no necesita estos mismos componentes, sino otros más asequibles y menos contaminantes, y a la hora de implementar la tecnología se combina con la propia naturaleza sin causar un mayor daño a esta. Sin embargo, en el primer estadio de su comercialización será más cara que el resto de alternativas, está orientada a arquitecturas modernas, hoteles, museos, diseños urbanos… Todos estos primeros clientes que buscan una solución sostenible que les de visibilidad son los impulsores del movimiento que intentamos crear; y a mayor sea la demanda, más bajarán los precios como ha acabado pasando con el resto de soluciones energéticas de las que disponemos hoy en día. Todo ello hará que de aquí a las siguientes décadas sea posible incorporar esta tecnología en bosques y la agricultura.


P-  ¿Qué le dirías a los lectores que lean esta entrevista?  Estudiantes, emprendedores, consumidores …..

No nos quedemos ciegos con lo que hay ahora. Lo que está por venir de aquí a unos años será para nosotros del presente poco menos que magia. Tendremos que saber adaptarnos, y no podemos esperar a que lo hagamos en un tiempo; ya tendría que haber comenzado, a elegir lo que realmente nos gusta hacer, y cambiar cuando sintamos que es el momento. De otro modo, nos quedaremos atrás. Algo, que se ve en todos nosotros, los que cambian y los que se estancan. Es el papel del tiempo decir quién liderará el futuro.