Marketing y regalos: reflexiones sobre el acto de regalar

Marketing y regalos: reflexiones sobre el acto de regalar


¿Alguna vez has pensado en la influencia del marketing  y la publicidad con el acto de regalar o hacer regalos?  ¿Piensas que regalar es una costumbre social y cultural?  ¿Te sentirías violent@ si fueses el único en asitir a un cumpleaños de alguien no muy allegado sin un regalo para el anfitrión-a? ¿Regalas cada año por San Valentín, por el Día de la Madre o el Padre? ¿En Navidad?

Aprovechando que este domingo se celebra el Día de la Madre nos gustaría invitaros a reflexionar sobre esta arraigada costumbre en la cultura humana.

Históricamente resulta complicado saber dónde surgió exactamente la costumbre de hacer regalos

Quién sabe … quizás el primer regalo fuera el de un antepasado prehistórico a la persona amada y que se tratase de una flor o una piedra tallada.

La etimología de regalo no está clara. Según Juan José Marín Hernández: ”En su origen es un adjetivo de donum, que se sobreentiende. Regale donum es un obsequio regio, un presente digno de un rey, un auténtico regalo. El adjetivo en cuestión es regalis, regale, que se forma a partir de rex, regis = rey. Significa por tanto real (de realeza), majestuoso, dignísimo, regio. “A cuerpo de rey” (español castizo)”.

El acto de regalar ha sido tema de estudio por parte de psicólogos, antropólogos, economistas, expertos de marketing…

 

Para empezar, no resulta fácil diferenciar  regalos de transacciones comerciales o intercambios de objetos. En la prehistoria ya se practicaban operaciones no comerciales de intercambio de objetos como amuletos y conchas (de los primeros regalos de la historia).

En el Antiguo Egipto era normal hacer regalos  a los reyes con el objetivo de obtener favores personales o bien formar nuevas alianzas (una estrategia frente a potenciales guerras futuras).

En el caso de Grecia y Roma, ofrecer regalos fue una arraigada costumbre. En la ‘Odisea’ de Homero se mencionan los presentes de Ulises al rey de Thesprotia (bronce y oro). Bien es cierto  que posiblemente lo que motivó el acto de regalar pudo haber sido el temor a los malos espíritus, como una forma de ahuyentarlos. Y así, lo que en un principio fue un acto movido por la superstición acabó convirtiendose, poco a poco,  en un deber  religioso y social.

En Roma, la costumbre de hacerse regalos entre parientes y amigos se extendió con rapidez y a partir del año 150 A.C. se decidió que el día 1 de enero sería el destinado a regalar. Era costumbre  regalar monedas de latón como símbolo de riqueza ( eran de escaso valor pero se creía que servían para atraer dinero y riqueza). Regalar atraía la buena suerte así que todo el mundo se hacía regalos entre sí. Amuletos, colgantes y delicias culinarias como salazones, miel o higos secos eran los más comunes. Durante la fiesta de Saturnalia se regalaba ramas de Siempreviva y pasteles dulces.

También los emperadores romanos se apuntaron  a esta nueva tradición. Calígula por ejemplo instituyó el rito de salir cada 1 de enero a la puerta del palacio a recibir con sus propias manos las monedas de cobre que le daban sus súbditos.

En algunos pueblos primitivos como los neozelandeses se esperaba que al hacer un regalo, el obsequiado hiciera algo por el que obsequiaba, o dejara de hacer algo que le perjudicara.

 

El valor social de DAR ha sido reconocido a través de la historia de la humanidad. Durante milenios, algunas culturas nativas han realizado el ‘potlatch’, una compleja ceremonia que celebra el dar mucho (en exceso). A pesar de que las interpretaciones culturales varían, a menudo la posición de una familia en un clan o pueblo se definía no en función de quién tenía más posesiones, sino a partir de quién daba más prolijamente. Cuanto más pródigo y oneroso el ‘potlatch’, más prestigio ganaba la familia.

 

En Japón es común mostrar agradecimiento a las personas que nos han ayudado con un regalo a mediados de año en verano (ochūgen) o al acercarse el final del año (oseibo). Ofrecer y recibir regalos es una costumbre japonesa conocida como zōtō, y sirve para mejorar las relaciones sociales. Las diferentes formas en las que se realiza esta práctica es una de las tradiciones más curiosas de la cultura japonesa (ver más aquí).

 

En China los regalos forman parte de la base de cualquier relación. La palabra regalo en mandarín significa, literalmente, ‘objeto de cortesía’. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir los obsequios, porque si nos equivocamos, en vez de ser corteses estaremos ofendiendo. Hay muchas supersticiones y reglas que hay que tener en cuenta la hora de hacer un regalo a alguien.

Por ejemplo, hay que prestar atención al nombre de aquello que queramos regalar. Gran parte de las supersticiones chinas giran en torno a la homofonía de las palabras. Así que nada de zapatos o relojes (aquí se explica más en detalle).

 

Cada cultura del mundo tiene sus costumbres y peculiaridades, algo muy a tener en cuenta a la hora de hacer un regalo a alguien de otro país.

No es aconsejable regalar en Vietnam un reloj (acortan la vida) o un gato (su aullido recuerda la palabra pobreza). En China, no regales nada con forma de pato pues así se denomina a los hombres que se prostituyen y además es un animal que simboliza la muerte y la desdicha. En ciertos países de África no está bien visto regalar fruta y más concretamente plátanos ya que son forraje para los animales. En EEUU, junto al regalo, deja el ticket de compra o un ticket regalo para que el anfitrión pueda cambiarlo. En Corea el rojo se asocia a la sangre y la muerte así que nada de regalos rojos por completo ni letras con tinta roja. Nada de crisantemos en China o Corea. A los niños de Japón, ni chuches ni juguetes: un sobre con dinero. En Alemania, regalar artículos de papelería puede interpretarse como alusión a la impuntualidad del obsequiado. En Francia, regalar perfume a una mujer casada, como que no (es cosa del marido). En los países musulmanes ni bebidas alcoholicas, ni artículos para perro o cosas relacionados con los cerdos (son animales impuros). En Libia, es de mal augurio regalar animales de compañía (se cree que si muere el animalito arrastra al alma del dueño).

 

“Si no sabes qué regalar a tus seres más queridos regáleles tu amor”

 

En el mundo de la empresa y los negocios (regalo institucional y empresarial) los regalos pueden ser un arma de doble filo. El regalo se hace como gesto de cortesía pero en algunas ocasiones puede ser malinterpretado, sobre todo cuando el regalo no es adecuado. Existe todo un protocolo consensuado a seguir en esta área.

En China los negocios son considerados asuntos personales. Saber dar y recibir regalos puede significar el éxito o fracaso de los negocios en este país. En India los negocios tampoco se diferencian de lo personal, por lo que debes tener en cuenta las costumbres y la religión de la persona a la cual va a entregar su regalo.

 

‘’El mejor regalo es ofrecer la mejor expresión de ti mismo allá donde estés’’ (Yolanda Ávila).

 

Algunos estudios revelan la posibilidad de que las fuerzas de la evolución podrían haber favorecido el dar regalos. Los hombres más generosos pueden haber tenido más éxito reproductivo con las mujeres (se señalan el uso de alimentos como intercambio para el acceso sexual y el acicalamiento, que han sido documentados en nuestros más cercanos parientes simios, los chimpancés). Las mujeres que eran hábiles en dar, ya fuera alimento extra o una piel adecuada para protegerse, ayudaban a apoyar al proveedor de la familia y a sus hijos.

Los hombres habitualmente son más conscientes del precio y del aspecto práctico cuando se trata de dar o recibir regalos, mientras que las mujeres tienden a preocuparse más por dar y recibir regalos con significado emocional (Margaret Rucker, psicóloga especializada en consumo de la Universidad de California).

Otros estudios revelan que las diferencias en el tema parecen surgir a edad temprana. Investigadores de la Universidad Loyola de Chicago estudiaron a niños de 3 y de 4 años  que habían asistido a la misma fiesta de cumpleaños. Las niñas habían ido de compras con sus madres y ayudaron a elegir y envolver el regalo; los niños, en cambio, no tenían idea del regalo que iban a obserquiar.

También hay estudios que muestran que los regalos a mascotas expresan el deseo de  hacer felices a los animales y de brindarles confort y afecto (aquí no hay posibilidad de reciprocidad) por lo que el mayor efecto de obsequiar y dar a los demás podría estar en nosotros mismos en la sensación que nos produce poder expresar nuestros sentimientos y afectos (cuando regalamos de corazón, por supuesto).

Como puede observarse el tema da para mucho. Podríamos echar mano de infinidad de estudios e informes sobre el tema pero lo realmente importante es que cada cual reflexione y sea consciente de a quién , para qué, cuándo y qué regala y que tipo de economía y sociedad se fomenta si se consume desaforadamente para regalar.

Y que conste que no estoy en contra de hacer regalos es sólo que pienso que se ha abusado mucho de esta práctica y que se ha perdido su simbolismo ancestral. En mi opinión, el amor, la gratitud o la admiración (sentimientos positivos) no deberían transferirse a través de objetos, sino de palabras y hechos. Al menos yo lo prefiero.

 

Termino con algunas cifras como muestra:

Las cajas de regalo de experiencias mueven un negocio de 72 millones de euros en nuestro país. El Día de la Madre y el Día del Padre se llevan un 11% de las ventas anuales, respectivamente, y las bodas o el agradecimiento a profesores el 15%. El destinatario final del regalo es muy variado. Sobresalen las compras como regalo para familiares (69%), amigos (20%), profesional (6%) y para uso propio (5%).  En el ámbito familiar encabezan la lista las parejas (38%), seguidos de los padres y madres (27%), hermanos (13%), hijos (8%) y otros familiares (14%).

  • El sector del regalo promocional subió un 15% en 2016. Según Fyvar, el sector del regalo promocional generó una facturación total de 782,7 millones de euros en 2016. La publicidad a través del objeto o PTO  representa un negocio que, solo en España y Portugal, superó los 1.000 millones de euros en 2017. Casi un 75 % de las personas que han recibido un  regalo promocional usa ,por lo menos, dos de estos en su lugar de trabajo.
  • El volumen de negocio de artículos de regalo en España vía ecommerce superó los 100 millones de euros entre 2014 y 2016.
  • Según la Asociación Empresarial de Fabricantes y Comerciantes Mayoristas de Artículos de Regalo “Regalo Fama”, la tendencia por la que se mueve el consumidor a la hora de comprar un regalo es el precio del mismo. Así, aseguran que “el perfil del consumidor varía en función del producto, y que en estas tendencias de consumo del sector regalo está primando el producto económico frente a cualquier otro.
  • Entre los nuevos negocios en alza destacan las empresas de venta de regalos por Internet como por ejemplo  regalos.es   cuyas ventas siguen una línea de aumento imparable de acuerdo a la estadística de volumen de negocio del comercio electrónico de artículos de regalo con origen o destino en España, que supera los 100 millones de euros trimestrales.
  • Franquicias presentes en el mercado español: Superspunk, Planet Print, Haller, Happy Days, Euro y Compañía, Magic Factory …

Probar a buscar en Google Tiendas de Regalos (sobre todo online) y comprobad por vosotros mismos que es un boyante negocio. A AMAZON mejor ni lo nombramos que por algo es la sexta web más visitada de España  (por detrás de Google.es, Google.com, Youtube, Facebook y Twitter).

 

Datos curiosos:

¿Sabías que en 1911, Anne Morgan y Eleanor Robson Belmont fundaron la SPUG, Society for the Prevention of Useless Giving (Sociedad para la prevención de los regalos inútiles)?  Su intención era hacerle frente al creciente consumismo  y rebelarse contra la hipocresía de los regalos que solo se daban por compromiso o por estar esperando otros regalos o favores a cambio. Con el tiempo, llegaron a ser más de 6.000 , incluyendo al ex-presidente de EEUU Theodore Roosevelt que fue el primer hombre en formar parte de la asociación .

¿O que regalar en Navidad estuvo prohibido durante mucho tiempo en los principios del Cristianismo por estar asociado a cultos paganos?.

 

 

Broche de Oro:

Pienso que , como bien dice esta canción,   ‘Las mejores cosas de la Vida son gratis’  o lo que es lo mismo:

menos regalos y más relaciones y momentos de calidad.  Más SER y menos TENER en todas las áreas.  Os dejo con estas inspiradoras palabras del poeta Kalik Gibran sobre la belleza del DAR…

 

‘’Entonces, un hombre rico dijo: Háblanos del  DAR.

Y él contestó:

Dais muy poca cosa cuando dais de lo que poseéis.

Cuando dais algo de vosotros mismos es cuando realmente dais’’

Kalil Gibran – El Profeta –

 


 

 

 

FUENTE CONSULTADAS:

Actualidad.rt.com

Lanacion.com

Cincodias.elpais.com